Llámanos a: 55 9155 4864 / Escríbenos a: contaco@mexicoincluye.org.mx

Glosario de Términos de Inclusión

#JuntosNoHayImposibles

Hablar correctamente de discapacidad

Glosario de Términos de Inclusión

El objetivo de este apartado es identificar algunas palabras que se utilizan de manera incorrecta y tienen connotaciones negativas, para posteriormente identificar aquellas palabras más positivas y así mejorar la percepción que tenemos hacia las personas con discapacidad.

Palabras incorrectas:

El objetivo del programa fue promover entre la sociedad una cultura de integración de las personas con discapacidad, así como el respeto y ejercicio de sus derechos humanos e igualdad de oportunidades. La discapacidad ya no se define como un concepto de salud o de rehabilitación, menos de asistencialismo sino de derechos humanos, con esta visión en mente se desempeñaron de manera sobresaliente las siguientes funciones:

• Incapacitado: falto de capacidad o aptitud para hacer algo.

• Inválido: No válido, sin valor.

• Impedido: que no puede.

• Imbécil: alelado, falto de razón

• Minusválido: menos válido. Detrimento o disminución del valor que sufre una cosa, depreciación de la persona en todos los ámbitos de la vida.

• Subnormal: por debajo de lo normal, inferior.

Los ejemplos anteriores son apenas una muestra de lo que solemos ver o escuchar en la calle, leer o escuchar en los medios de comunicación audiovisuales. Así, la cultura popular continúa legitimando expresiones incorrectas en referencia a las personas que presentan distintos tipos de discapacidad: locos, dementes, deficiente, deforme, disminuido, idiota, lisiado, postrado, mongólico, paralitico, tullido, incapacitado...

Entre los errores más habituales a la hora de referirnos a las personas con discapacidad, encontramos:

Utilización de etiquetas genéricas: “los sordos”, “los ciegos”. Lo correcto es siempre poner énfasis en las personas: Persona sorda, persona ciega.

Sustantivar adjetivos: por ejemplo, al decir “los discapacitados”. Lo correcto sería utilizar la expresión personas con discapacidad.

Utilización de lenguaje descalificativo: Manco, cojo, esquizofrénico, loco, demente, retrasado.

Quién es normal: Se suele utilizar la palabra “normal” cuando se compara a la persona con discapacidad con otro individuo. Ejemplo: “las personas con discapacidad tienen menos oportunidades laborales que las personas normales”. Lo correcto es referirse a personas con discapacidad y personas sin discapacidad.

Victimización: Muchas veces nos referimos a la discapacidad como una condición que se “sufre” se “padece” se es “victima de” o se “está afectado de”. Lo correcto es utilizar un lenguaje neutral. Ejemplo: persona con movilidad reducida o usuario de silla de ruedas.

Exagerada condescendencia: Hay que evitar en todo momento evitar expresiones como “capacidades diferentes”, “cieguito”, “sordito”, “su sillita de ruedas”, etc. Todos estos términos pretenden minimizar la situación e impiden ver la discapacidad de frente.

Los superhombres: Las personas con discapacidad que se han desarrollado en el ámbito laboral, cultural o deportivo muchas veces son presentados como súper hombres. Hay que tocar los temas de discapacidad de forma proporcionada, sin caer en la conmiseración ni presentar a la persona con discapacidad como un héroe, siendo la discapacidad una condición de vida adicional.

Si deseas saber más puedes descargar una tabla de términos correctos e incorrectos para referirnos a la discapacidad:Descarga

Scroll to Top